Resumen final

UN VIAJE INFINITO

Através de este blog hemos contado un viaje una experiencia y unos momentos inolvidables.
Durante 17 días me he sentido la persona mas afortunada. India desde esa primera vez que entro en mis destinos preferentes, ha sido el país de cuantos he visitado que más me ha atrapado.

 Es por ello que desde esa primera vez, me he sentido en deuda con ese (Continente).
Todo este sentimiento me ha llevado a colaborar de una manera desinteresada y sin ningún ánimo de lucro con la Fundación Vicente Ferrer y con quien intente mejorar o ayudar a las castas mas desfavorecidas de India.
Este viaje ha sido muy gratificante y por otro lado el personal muy duro.
El acudir con 4 amigos a los que la India les sonaba a miedo, respeto ó desconocido y a los que por todos los medios posible quería que quedarán prendidos de ella, era un gran reto para mi.
También un itinerario muy bien pensado en el que su filosofía era hacer algo de lo que pudiéramos sentirnos orgullosos, ayudar, aprender y convivir con esa sociedad que en muchas ocasiones nos iba a bombardear con miles de cuestiones sin que en la mayoría de las veces encontrasemos respuesta.
Por otro lado, el personal. Dejar a las personas que mas quiero, mas confío y sobre todo mas te han ayudado para conseguir este sueño en casa, no es fácil. Cada hora de viaje han estado presentes y solo una fuerza llamada colaboración me ha ayudado a sobreponerme en momentos difíciles. Pero India es única y hace que el trabajo que en esta ocasión íbamos a desarrollar mereciera la pena.

Todo empieza en Bombay un 17 de octubre de 2011.

¿Porque Bombay?
Delhi, Calcuta y Bombay son iconos de macro ciudades Indias y cuyos nombres siempre han cautivado al viajero.
Bombay es una ciudad imponente, con cantidad de contraste y en el que el + y el – se mezclan de continuo. Ciudad donde la ONG Sonrisas de Bombay alberga sus oficinas.
Una de nuestras tareas al igual que con la Fundación Vicente Ferrer, sería visitar sus proyectos fotografiarlos y donar dichas fotografías a esta ONG.
Aquí comenzamos a tener un primer contacto con gente realmente sin recursos, desamparados y sobre todo, marginados por pertenecer a una casta, los Dalits o intocables que para este país en muchos casos aún no cuentan.

 La visita a las escuelas, slums, diversos proyectos y las ganas de trabajar que nos muestra esta ONG comienza a dar sentido a muchas de las preguntas que teníamos sin contestar. La educación es el talón de Aquiles de esta cultura y es en ella donde se trabaja con gran esfuerzo.

Bombay fue durante 5 días nuestro primer paraíso. Hemos sacrificado muchos lugares turísticos, muchas horas de sueño y gran cantidad de horas de dedicación a esta ciudad y todo ello lo hemos cambiado por lo que yo considero la evolución de un viajero que no se conforma con lo rutinario  y no es otra que mezclarse con la gente  y realmente vivir esa Bombay real.

Un cambio de itinerario hace que en vez de visitar Pune ciudad intermedio entre Bombay y Bijapur nos desplacemos al norte de Bombay a unas 4 horas de coche. La ciudad se llama Nashik.

 Realmente me costaría escoger entre Varanasi en la cual estuve en 2006 y esta belleza única. Nashik te transporta a otro mundo. El mundo de esa India religiosa y en la que el turista asoma poco y eso la hace si cabe mas auténtica. Su gente y costumbres, tallarán en tu mente un sello perenne e imborrable.

 Después de Nashik, nos esperan 11 horas de coche que se hacen interminables y agotadoras, pero realmente intensas y que nos transportan a Bijapur.
Son pocas las horas que estamos en esta ciudad pero estas pocas horas son muy aprovechadas.

De Bijapur nos desplazamos a Hampi. Las muchas ruinas y no tan ruinas de este lugar del sur de India atrapan de nuevo a quien las visita. Es uno de los paréntesis del viaje. En esta ocasión ver ruinas y templos hace que liberemos por un par de días ese millón de preguntas que nos bombardea diariamente nuestro cerebro.

De Hampi iremos a la Tierra Infinita (Anantapur). Así es como siempre la he denominado y es por eso por lo que tanto el nombre del blog como del proyecto del viaje lleva su nombre. Siempre he soñado con ver una tierra en la que las miradas, las sonrisas y los colores sean fuentes inagotables. Anantapur no solo me ha desbordado, sino que me ha dado ese sueño que cualquier viajero tras cada viaje desea conseguir.

Es una de las experiencias más grandes que alguien tras años viendo y viviendo puede tener. La Fundación Vicente Ferrer nos acogió como siempre lo hace y lo ha hecho durante mas de 40 años, con sus manos y brazos completamente abiertos para mostrarnos su increíble trabajo. Hemos visitado multitud de proyectos durante 6 días. A cada y en cada proyecto visitado, la gente nos ha hecho sentir como dioses, personas útiles y sobre todo que nuestra colaboración con los apadrinamientos y donaciones se multiplica por XXL en esta parte del mundo. Cuando llegas y se te presenta por alto el trabajo de la Fundación quizás no eres tan consciente de su magnitud como cuando lo ves in situ.

 Hemos visto mas de 20 proyectos diferentes. Visitado a nuestros niños apadrinados. Aun se me llenan los ojos de lagrimas cada vez que lo recuerdo y también hemos visitado las dos casas con las que pasajero124 ha contribuido a hacer día a día esta Fundación mas grande.

Nos hemos repartido en dos grupos y tanto un grupo como otro ha visto cosas en muchas ocasiones muy diferentes.
¿Que es lo que se apodera de ti durante estos días en el estado de Andrha Pradesh?
Sin lugar a dudas dos cosas. La primera la gente y su agradecimiento. Nunca te sentiras tan importante. Solo recorre una frase tu cabeza ¿Como ha sido posible tal milagro?

Por otro lado la magnitud del proyecto. Kilómetros y kilómetros , millones de personas beneficiadas y en todo el estado de Andrha Pradesh un sello el de FVF (RDT) que no te abandonara por remoto que sea el lugar y que cada vez que lo ves te hace sentir participe y propietario de ese milagro.

Tras estos comentarios no puedo decir mas que tanto para mi familia como para mi el hablar de la Fundación Vicente Ferrer nos haga sentir un orgullo difícil de explicar.
No quiero terminar sin animar a cualquier persona, tenga o no tenga vinculación directa con la FVF a visitarla.

Estoy seguro que será una de las experiencias mas grandes a las que se ha enfrentado. Quizás tu escala de valores se vea modificada tras la visita y sobre todo sentirás el calor y el agradecimiento de unas personas realmente necesitadas y a las que nuestra ayuda les proporciona esa dignidad que durante tantas generaciones les ha sido denegada.

Dedicado a mi familia y todo a los que cada día de su vida intentan transformar la sociedad en humanidad.

Visita el álmun de FOTOS

pasajero124
Un proyecto, una ilusión, una realidad

Anuncios

2 respuestas a Resumen final

  1. pilar sanchez arenas dijo:

    fantastico relato esto me anima mas todavia a conocer a mi apadrinada algo que tengo pendiente
    y problablemente sea el proximo año.
    este año visite uno de los centros de teresa de calcuta (hermanas de la caridad) en Agra
    y es impresionante la labor que todos estos centros hacen en este pais.
    todos deberiamos hacer estas paradas en esos viajes que hacemos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s